A finales del siglo pasado, ingleses y alemanes, comenzaron a trabajar sobre una serie de motocicletas civiles compradas, por algunos regimientos, para fines experimentales. Es el caso del ejercito alemán con la Neckarsulmer, que mas tarde se convertiría en NSU.
Uno de los primeros vehículos de este tipo se empleó en el ejercito ingles, y era la Simns Motor Carriage de 2,5 caballos. En realidad este motocarro contaba con cuatro ruedas, pero fue inspirado en la motocicleta por la disposición de los mandos y la ubicación del conductor. Equipado con una ametralladora Maxim de 7,7 m.m, ubicada en la parte delantera del vehículo, fue utilizado por vez primera durante la guerra contra los Boers.
En Alemania se dotó a los fusileros con motocicletas que tuvieron cierto éxito, demostrando que un grupo de ellas, podía contener la infantería enemiga hasta la llegada del grueso del regimiento a pie. Lamentablemente la pobre manufactura de las máquinas de entonces, constituyo un inconveniente y se abandono la idea.

Al estallar la 1º Guerra Mundial en 1914, a todos les resulto evidente, que las motos se adaptarían mejor a la dureza de la contienda. A pesar de las protestas de los regimientos de caballería, se encomendó a los motociclistas los regimientos de acorazados y motorizados.
Mientras tanto, la guerra continuaba. Los diseñadores y fabricantes elaboraban motos mas fiables exclusivamente para el ejercito. Los ingleses incorporaron un gran numero de Douglas con cilindros opuestos (Bóxer) de 2,75 y 4 CV.
Fue precisamente la 1º Guerra mundial, la que finalmente impuso innovaciones como la manopla giratoria en el manilar y la palanca de cambios en el pie. En muchos casos, estas modificaciones eran realizadas por los mecánicos e incluso por los soldados del regimiento por no disponer, a tiempo, de los repuestos necesarios.
Luego de varios años, tales modificaciones y mejoras espontáneas llegaron a las fabricas, como es el caso de la inclusión del cambio en el pie, en la Velocette de 1929.
En la misma época, los motocarros con ametralladoras eran de uso corriente. La Scott diseño un vehículo en que el acompañante, que manejaba la ametralladora, podía disparar a plena marcha gracias a un cargador de cinta. La exactitud de los disparos eran, casi siempre, erróneos y eventualmente ponía en peligro la vida del conductor, ya que el único apoyo que tenia el fusilero era la culata del arma, la cual giraba para buscar su blanco.

El sidecar Clyno-Vickers introducido en 1918, contaba con un motor bicilíndrico en V de 1000 c.c y llevaba montada una ametralladora Vickers de 7,7 mm.
Los americanos utilizaron sidecars Harley-Davidson, Indian y Excelsior, sus motos fueron celebres por sus avanzadas características. Fue la ultima vez que los técnico norteamericanos construyeron maquinas militares proyectadas según el criterio europeo.
Entre los años 20 y 30, gran cantidad de fabricas cerrarían sus puertas, y cuando sobrevino la 2º Guerra Mundial, la Wyllis, había construido el Jeep: nuevo vehículo que podía hacer en la guerra, cosas realizadas por las motocicletas y mejor.

En el periodo de entre guerras, se realizaron infinidad de experimentos en Europa, se llego, no muy acertadamente, a desarrollar orugas aplicadas a las motocicletas; es el caso de una 500 c.c y 596 kilogramos, acorazada y con ametralladoras, que los franceses utilizaron en sus practicas. En Inglaterra, se construyo un modelo un poco mas sofisticado, utilizando una Triumph 500 y aplicándole un sistema de medio-oruga. Este aparato era destinado para caminos inaccesibles para motos y vehículos convencionales.
La compañía británica Bourne, diseño un ingenioso sistema de trasmisión a la rueda del sidecar que, por efecto del mismo, podía conectarse y desconectarse al diferencial.
En 1929, la Rudge Pitón de 500 c.c, obtuvo eco en el extranjero, y fue adoptada por la FN 1000 en su bicilíndrica de válvulas laterales. Era la M/12 con tres ruedas, ametralladoras y capacidad para tres uniformados.
En Bélgica, consideraron transformar este vehículo en un verdadero acorazado armado, dado el inminente peligro de guerra. Su peso, con los tres hombres, ametralladora, coraza y municiones, alcanzaba el irrisorio peso de 900 kilogramos.
En 1941, en Alemania, ingenieros de BMW y Zündapp lograron una nueva moto con trasmisión al sidecar. La exitosa maquina de BMW y Zündapp contaba con cuatro relaciones convencionales, cuatro auxiliares, trasmisión al sidecar y mandos de cambio al pedal y al deposito de combustible.
BMW la denomino R-75, y la Zündapp KS 750. Con una velocidad máxima de 112 Km/h en 104,4 kilos, estos motores desarrollaban, solo 2.600 R.P.M.

En Inglaterra, la Norton construyo sidecars sobre la base de su modelo 633 c.c de válvulas laterales, y en Estados Unidos, Harley-Davidson hizo lo propio con sus modelos bicilindricos.
Las Indian, tuvieron tanto éxito, que los soviéticos encargaron 1.000 unidades, para contrarrestar a las BMW R-75 Sidecar.
Todos los ejércitos europeos, utilizaron maquinas similares de 250 y 500 c.c como vehículos de policía y mensajería para la línea del frente.
Inglaterra tenia la BSA M-20 de 500 c.c de válvulas laterales, Norton fabricaba la 16H con sidecar de 600 c.c también de válvulas laterales, y además, la Triumph 3HW y la Matchless G3L, también con sidecar, todas estas motocicletas, similares, de optimas prestaciones en carreteras y fuera de ellas.

Norteamérica era un caso aparte, sus Harley-Davidson WLA45 de 750 c.c, eran difíciles de manejar fuera de la carretera, su conductor debía ser experimentado y contar con algo de suerte para mantenerse montado en ella. Estas maquinas tenían poca altura respecto al suelo y un peso excesivo.
Posteriormente se puso en servicio a la Indian bicilíndrica de 500 c.c y válvulas laterales, que combinaba la poca manejabilidad de las "Harley's" con la poca potencia del motor Indian, tampoco obtuvo gran éxito.

En Italia, se empleo un mecanismo confuso e incompetente. En 1912 se dispuso confiscar un mínimo de 1.500 motocicletas civiles en un principio, para luego subir la demanda a 4.500 motos. Por lo cual, la variedad de modelos con que contaba el ejercito italiano, era indescriptible, y precisamente no se hallaban en condiciones optimas y adecuadas para el propósito con que habían sido requisadas.
Inmediatamente después del fracaso e la 1º Guerra, Frera sirvió modelos con plataforma porta munición y porta ametralladora, y además, modelos para la Cruz Roja con porta camillas; Bianchi, presento su modelo C75, una moto algo mas sofisticada pero que no igualaba a sus pares ingleses y mucho menos a las alemanas.
Durante la 2º Guerra Mundial la motocicleta cumplió el mismo papel que en las contiendas anteriores, salvo en casos excepcionales, los soldados motociclistas solo desempeñaban misiones de reconocimiento, exploración y tareas de enlace.
Cabe mencionar, entre las tantas motocicletas militares que participaron en los conflictos bélicos, a la Gilera Saturno con sidecar de 1940, al Volugrafo del mismo año para tropas de paracaidismo, a las Excelsior inglesas del escuadrón de paracaidistas, que eran lanzadas en un cilindro aparte con su respectivo paracaídas, y al motocarro Tre-Per-Tre de Moto-Guzzi, fabricado en 1958 para las tropas alpinas. Tenia tres ruedas motrices, caja de cambios de cuatro velocidades y dos orugas traseras de sencilla operación.

Para concluir, no esta de mas recordar que si la guerra moderna a reducido las posibilidades de la motocicleta, por el uso de las telecomunicaciones, los satélites, los helicópteros y otros logros tecnológicos, en determinados casos, la moto aun puede ser útil y necesaria.

Volver